¿Qué considerar al diseñar, instalar y mantener cuartos fríos en naves industriales?

 En blog, bodegas, naves industriales, proyectos de construcción

Los cuartos fríos o cámaras de refrigeración en naves industriales son indispensables para varios sectores, como el alimentario y farmacéutico. No es un proyecto sencillo y requiere el respaldo de empresas con experiencia, como Meprosa Construcciones, ya que es necesario considerar varios aspectos para garantizar un óptimo diseño, instalación y mantenimiento.

Diseño óptimo

En el caso de la industria alimentaria, los cortes en la alimentación de los sistemas de refrigeración derivan en mermas, lo que lleva a las empresas a retirar muchos productos o venderlos a precios muy bajos, lo que no es rentable. Un ejemplo es la industria de bebidas. Si los cuartos fríos en las naves industriales de este sector presentan fallas por un mal diseño, impactará negativamente en procesos cruciales, como la pasteurización o la fermentación.

Diseñar los cuartos fríos sin ayuda profesional impedirá el cumplimiento de las normas de inocuidad y calidad e, incluso, afectará la salud de un gran porcentaje de la población. Esto es especialmente importante para las instalaciones industriales adaptadas al rastro TIF. Los expertos consideran dos aspectos importantes para lograr un diseño adecuado según el sector: potencia energética y frigorífica.

La potencia energética se refiere a la cantidad de energía requerida para alcanzar una óptima temperatura y la potencia frigorífica se refiere a la cantidad de calor a extraer y de frío a generar en un entorno. Es importante que los cuartos fríos sean eficientes según los lapsos de conservación requeridos, lo que se logra con una alta potencia frigorífica y una baja potencia energética. La temperatura es otro factor crucial en el diseño para que la instalación sea rentable y garantice la calidad de los productos.

Problemas estructurales

Tanto la alta humedad relativa como los problemas en el manejo de sustancias químicas causan problemas en las estructuras metálicas, de hormigón armado, entre otras, que repercuten en la seguridad y rendimiento de los cuartos fríos, como la corrosión y oxidación. Un ejemplo sería la corrosión de las bobinas de enfriamiento o daños en los paneles de aislamiento. En muchos casos, el problema ocurre desde la fase de diseño y su reparación implica gastos fuertes. Por ejemplo, las bobinas de enfriamiento se corroen

Las fallas en el cableado eléctrico y dispositivos ocurren si se eligieron de forma inadecuada para las temperaturas manejadas en las cámaras de refrigeración. Si estas últimas se diseñan adecuadamente, es importante evitar los problemas estructurales, ya que afectan tanto el almacenamiento de productos como los procesos de producción.

Riesgos químicos

Los cuartos fríos mal diseñados aumentan los riesgos en instalaciones que manejan gases y sustancias químicas. Hay varios de ellos, por ejemplo, los incendios causados por solventes, debido a las fuentes de ignición presentes. Otro riesgo son las enfermedades por exposición a químicos tóxicos o vapores, lo que ocurre por la circulación del aire cerrado en las cámaras.

Otra fuente de incendio al almacenar químicos en cuartos mal diseñados son las chispas por motores en sistemas de refrigeración. Los expertos en proyectos de construcción consideran los riesgos potenciales durante el diseño para minimizarlos. Igualmente, recomienda planes de tratamiento químico para que los equipos que operan mediante enfriamiento evaporativo cuenten con agua de buena calidad.

Control de niveles de humedad

Es un aspecto importante, ya que, si los sistemas de refrigeración emiten calor, ocurrirá condensación. La humedad generada no es algo normal como muchas empresas creen. Afecta de distintas formas según el sector, por ejemplo, en la industria cárnica ocurren mermas si hay alta humedad relativa y temperatura. Otro sector afectado son los laboratorios médicos donde se conserva material delicado.

Si hay humedad en el sistema, probablemente haya fugas serias o fallos en el sistema de compresión. En caso de que esta sea alta por errores de diseño de los cuartos fríos de naves industriales donde se procesan frutas y verduras, acelerará el proceso de maduración. Otro ejemplo es el sector farmacéutico, donde resulta afectada la calidad de productos biológicos, como las vacunas y medicamentos.

La humedad es fuente de microorganismos, por lo que es importante integrar sistemas de medición y controladores de humedad, condensadores y evaporadores de calidad. Igualmente, es necesario un diseño que facilite las limpiezas y desinfecciones periódicas.

Limpieza de sistemas y ductos

Las limpiezas periódicas son cruciales para minimizar la contaminación de productos, no obstante, son fuentes de riesgos potenciales. Es importante que el diseño incluya materiales de construcción y sistemas de refrigeración que sean compatibles con los limpiadores y desinfectantes. Si el diseño fue adecuado, se requieren prácticas que eviten la aparición de riesgos biológicos.

Para evitar gastos excesivos en mantenimiento, las mermas y disminución en la calidad del producto, las áreas de renovación de aire y el flujo de salidas y entradas requieren supervisión.

En Meprosa Construcciones nos especializamos en construir cuartos fríos, bodegas, rastros TIF entre otras instalaciones certificadas que cumplan las normas aplicables a líneas de proceso de alimentos para garantizar tanto la inocuidad como la sanidad. Soliciten más información o una cotización al (668) 166 1137, llenen con sus datos el formulario disponible en la sección «Contacto» o envíen un correo a la dirección: ventas@meprosaconstrucciones.mx.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.