La construcción de naves industriales es muy importante porque son espacios que sirven para el beneficio de la industria, pues en ellas se realizan actividades de almacenaje, producción, manufactura, distribución, entre otras que son muy importantes para satisfacer las necesidades de los consumidores finales. No son un tipo de construcción de la actualidad, sino que se utilizan ya desde hace muchos años, pero su auge se dio durante la Revolución Industrial.

Las naves industriales son espacios que deben estar diseñados para diferentes fines, pero uno de los más comunes es el de almacenar productos o mercancías. Por ello, estos espacios deben estar diseñados para acomodar las cargas de los materiales que se almacenarán, para que opere el equipo de manipulación asociado con este servicio, así como para el transporte asociado y el personal operativo realicen sus actividades sin ningún obstáculo que afecten a la logística de las actividades.

Por estas razones es que el diseño de las naves industriales debe adaptarse de acuerdo con las necesidades y los requerimientos de cada empresa, ya que de esta manera se realizarán mejor las actividades. Si bien es cierto que existen opciones de renta de naves industriales, la recomendación es construir la nave industrial desde cero si se pretende obtener una mayor utilidad del espacio.

¿Qué características deben tener las naves industriales?

Al tratarse de instalaciones con un carácter utilitario, los diseñadores y constructores de naves industriales se enfocan en que estos espacios sean funcionales y muy eficientes, todo ello sin dejar de lado el hecho de que tienen que ser entornos seguros y cómodos para que los empleados realicen sus labores sin ningún contratiempo y para que los costos operativos sean los menos posibles. La nave industrial puede edificarse previo a la puesta en marcha de un negocio o luego de realizar negociaciones para una inversión de un giro comercial determinado.

El hecho de que las naves industriales tengan que cumplir con todas estas características, no significa que tienen que descuidar la imagen corporativa de la empresa, por lo que es importante buscar la asesoría de expertos en el tema de construcción de estos espacios. La construcción de imagen y estética, el paisajismo, seguridad y comodidad de los trabajadores son elementos que no se pueden pasar por alto. El desarrollo de materiales ha permitido contar con diferentes opciones de construcción de naves industriales, entre las que destacan las siguientes:

Naves industriales con estructura de acero

La construcción de estos espacios suele ser muy rápida y se consigue un lugar con mayor iluminación y de mayores dimensiones, ya que no se necesitan colocar columnas en el medio que resten espacio útil para las labores.

Naves industriales de concreto prefabricado

La construcción es fácil y rápida, pero su iluminación no es muy eficiente debido a que estas naves no pueden ser muy altas. Asimismo, cuentan con diferentes columnas en el medio de la construcción, lo que reduce el espacio.

Naves industriales de concreto in situ

Son de las más económicas, aunque son de las naves industriales más limitadas, no sólo porque no pueden tener mucha altura, sino porque además no se puede jugar con los diseños, lo que complica la posibilidad de adaptarlas a ciertas necesidades de empresas; además, son espacios con poca iluminación.

Naves industriales mixtas

Son espacios que combinan el acero y el concreto, lo que permite ahorrar grandes cantidades de dinero en materiales y además se puede tener la versatilidad que ofrece el acero. Son espacios bien iluminados y con una apariencia mucho más sólida.

Es muy importante que tengan claro el tipo de negocio que pretenden montar en una nave industrial, lo cual es más complejo porque ya no sólo se trata de construir una bodega para satisfacer las necesidades de su empresa, sino que se trata de la materialización de un proyecto desde cero, que contempla las necesidades específicas de los espacios que se deben tener tanto para la producción, almacenamiento y operación del negocio. En este sentido, la construcción de naves industriales no se debe tomar a la ligera y se tiene que elegir muy bien entre las opciones mencionadas.

¿Para qué se utilizan las naves industriales?

Fabricantes, importadores, mayoristas, exportadores, comerciantes y almacenes más robustos utilizan las naves industriales como espacios para almacenar sus mercancías (materias primas y productos terminados) antes de su distribución y venta. Estos espacios están diseñados especialmente para preservar las mercancías, por lo que deben tener la capacidad de resguardarlas del agua, fuego, robo y las distintas condiciones climatológicas.

Las naves industriales suelen ser grandes edificios planos en áreas industriales que se encuentran en medio de las ciudades o en algunas zonas aledañas. El objetivo es que haya zonas cercanas de carga y descarga para transportar las mercancías en camiones, puertos marítimos, aviones y ferrocarriles.

Dentro de estos espacios se cuenta con carretillas elevadoras, montacargas, grúas, entre otros equipos que son necesarios para realizar los procesos de acomodo de las mercancías. Algunas naves industriales están completamente automatizadas y por ello se requiere de ciertas características específicas para que las máquinas funcionen adecuadamente.

Espacios diseñados para reducir riesgos y con ubicación estratégica

La construcción de naves industriales es importante porque facilita a los fabricantes la posibilidad de producir bienes durante todo el año sin tener que preocuparse por las condiciones climáticas. Los fabricantes que suelen producir a granel requieren de materias primas en gran cantidad y para ello deben contar con un sistema de almacenamiento, lo cual es posible tener si se cuenta con una nave industrial, ya que no sólo se puede tener la maquinaria de producción, sino además espacios para guardar las materias primas para producir los productos que van a satisfacer las necesidades de los consumidores finales.

La mayoría de las naves industriales se construyen en zonas consideradas como estratégicas, es decir cerca de vías de comunicación primarias para que los camiones de carga accedan con facilidad, así como cerca de ferrocarriles, puertos marítimos y aeropuertos para así facilitar el flujo de mercancías. Además, una ubicación estratégica ayuda a reducir los costos de distribución de forma importante.

La ubicación juega un papel importante para que el suministro en la cadena de distribución sea el más adecuado y, tanto productos como mercancías, lleguen en tiempo y forma con los consumidores finales. Asimismo, en las naves industriales se realizan varias funciones como adquisición, clasificación, división, comercialización, preparación para el envío, manejo, control de inventario, exhibición, procesamiento de pedidos, entre otras actividades que requieren de una buena ubicación para conseguir la mayor utilidad posible.

¿Quiénes construyen naves industriales?

En Meprosa Construcciones ofrecemos el desarrollo de este tipo de proyectos, garantizando que se adaptará a las necesidades de su empresa, industria o negocio. Contamos con una amplia experiencia en el sector que nos avalan como una de las mejores opciones en el mercado. Hemos desarrollado más de 400 proyectos en la industria agroalimentaria, industrial, pecuaria, comercial y residencial, buscando impulsar la economía en el ramo de la construcción mediante la superación continua de las áreas que la integran.

Para conocer más detalles respecto a la construcción de naves industriales, pueden ponerse en contacto con nuestros consultores a través del teléfono +52 (668) 166 1137 o bien, nos pueden contactar a través de nuestro correo electrónico ventas@meprosaconstrucciones.mx. Si lo prefieren, también nos pueden visitar directamente en nuestras oficinas, nos ubicamos en Calle de la agricultura #1057, en esquina con la industria, Parque Ecológico Industrial, Los Mochis.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.