Como proyecto ejemplo, hablaremos sobre la obra civil de una nave industrial.

En el desarrollo de la obra civil, es importante llevar una secuencia de la tarea inicial para llevar a cabo la construcción de una edificación. El primer paso es el reconocimiento del terreno asignado para el proyecto, la ubicación del mismo es parte fundamental del proyecto para considerar factores externos que puedan implicar el desarrollo -o no desarrollo inclusive- del proyecto, ya que muchas veces la factibilidad de escoger un buen terreno, o mejor dicho una buena ubicación, determina el éxito o fracaso del mismo negocio.

Es importante también conocer si hay servicios públicos disponibles tales como agua, red sanitaria, energía eléctrica, drenajes, entre otros, para satisfacer los requerimientos del proyecto. Otro punto importante es evaluar las características geográficas y físicas mediante un recorrido en el mismo y el sembrado de la ubicación de la construcción del proyecto en el terreno. En dicho reconocimiento se complementa con una mecánica de suelos, que consta de hacer pruebas físicas con unas bayonetas que se entierran a lo largo de los diferentes estratos de la tierra con penetraciones estándar por medio de golpeo, que pueden ir de los 50 cms a los 12-15 mts de profundidad, con la intención de tener una idea clara, concreta y basada en resultados de los diferentes estratos, tipos y calidades de materiales que nos encontramos en esas muestras y las características físicas que el suelo donde vamos a construir nos presente.

La mecánica puede arrojar datos interesantes, que pueden determinar si el proyecto u obra civil se construye en ese terreno o cambiar de terreno por las deficiencias que pueda presentar para obtener una buena cimentación, y por ende, un proyecto robusto y perdurable. En Meprosa Construcciones normalmente trabajamos con empresas o laboratorios certificados externos a nosotros para obtener los resultados necesarios. Las pruebas físicas pueden ser preliminares o definitivas, dependiendo de lo exhaustivo que se lleve a cabo el estudio.

Una vez obtenidos los resultados del laboratorio, iniciamos con las recomendaciones de la mecánica de suelos que primeramente nos indicará cuantos metros cúbicos debemos retirar de capa vegetal, que por lo general va de 20-30 cm, dependiendo del terreno que se nos entregue para construir.  Una vez que se retira esa capa vegetal se inicia con el mejoramiento del terreno, que consiste en una plataforma de material de banco, previamente analizados por un laboratorio certificado, de un banco proveedor de material. En cuanto al mejoramiento del terreno, normalmente hablamos de una plataforma de 60 cm de altura sobre terreno natural de material de banco, cada 20 cms compactamos cada capa de material de banco hasta lograr el 95% de compactación y así sucesivamente hasta lograr los 60 cm, ya sea producto base o sub-base, pero la altura es determinada meramente por los resultados de la mecánica de suelos expedida por el laboratorio y por el tipo de edificación a construir.

Para hacer la plataforma se utiliza maquinaria pesada, como lo son la moto-conformadora, vibro-compactador, pipas de agua y retroexcavadoras. En camiones de carga se transporta el material de relleno y material base o sub-base desde el banco de materiales y son tirados en el terreno. Con la maquinaria pesada se esparce para hacer capas, como lo comentábamos, de 20 cm y compactarlos al 95% para cumplir con lo especificado para cargar el edificio según los resultados de la mecánica de suelos

Después de terminada la plataforma, se inicia con las excavaciones para alojar las cimentaciones (zapatas) estas pueden ser aisladas o corridas, dependiendo del tipo de construcción a edificar, a la par iniciamos con el habilitando de aceros de refuerzo y cimbra de contacto, siendo en este caso de madera. Una vez los habilitados están armados y la cimbra esta habilitada, se ingresa a las excavaciones y se ubica en las posiciones exactas. La ubicación de cada una de las cimentaciones es crucial, ya que es la base donde sentará la estructura de acero o concreto del edificio a construirse.

Para asegurar una ubicación acertada y exacta, se utilizan trazos y se reafirman ubicaciones con el equipo de topografía, este equipo de topografía puede ser georreferenciado o manual según sea la exigencia del caso. Este equipo de trabajo tiene las coordenadas de cada cimentación y del visto bueno de las cimentaciones para seguir al colado de las mismas y dar paso al montaje de estructuras.

En cuanto a cimentación, existen diferentes tipos, dependiendo del tipo de edificio y cargas que va a recibir. Por mencionar algunos tipos de cimentación, puede ser una zapata, trabe, dados, etc. Dependiendo del tipo de estructura y el peso a cargar, se desarrollan los tipos de cimentación necesarias para soportar las cargas del edificio, los equipos y todos los accesorios que estarán sobre la cimentación.

En Meprosa Construcciones contamos con un equipo de ingeniería que realiza todos los cálculos necesarios para el desarrollo y diseño de las cimentaciones, tanto el tipo como sus dimensiones y arreglos de acero de refuerzo, donde, bajo los parámetros de cálculo de nuestro departamento, se ingresan todas las cargas, pesos, movimientos e información obtenida, tanto del terreno como del mismo edificio, para determinar la especificación de cada cimentación y de toda la obra civil. Es decir, aunque vayamos a construir un mismo edificio en dos terrenos diferentes, la proyecto puede variar, ya que depende de varios factores, como las características específicas del terreno, las condiciones climáticas, vientos, temperaturas, sismos, geografía, etc.

Después de terminada la cimentación se va rellenando y compactando a la par, con los medios mecánicos previamente mencionados en la plataforma. De igual manera, los rellenos deben cumplir con ciertos niveles de compactación, normalmente al 95%, para asegurar la estabilidad de la cimentación del edificio; con todos estos parámetros y medidas de seguridad, lo que queremos es tener cimentaciones que no sufran fisuras, quebrantos, desfasamientos, entre otras fallas estructurales que puedan surgir a los años. Una vez que aseguramos esta etapa, se procede a la colocación de una emulsión asfáltica en la cimentación y se impermeabiliza el área. Seguido de los rellenos, se entrega el terreno al departamento de montaje de estructuras y laminado para iniciar con la edificación del edificio.

Una vez que el departamento de montaje ha terminado con la colocación de la estructura principal, secundaria y cierre de muros y cubierta, regresamos a colocar un cemento expansivo grout en todas las columnas y/o equipos, dependiendo del caso que tengan contacto con la plataforma de terracerías. También trabajamos al mismo tiempo en la colocación de muros de block, concreto, ladrillo, según sea el caso contratado, así como las instalaciones de servicio como hidrosanitario, electricidad, voz y datos, aire comprimido, aire acondicionado, etc.

De la misma forma, al terminar el montaje de estructura sigue una parte muy importante, que viene a dar un cierre al proyecto de cimentación que puede marcar una gran diferencia entre un proyecto y otro, a esta etapa nos referimos al colado de los pisos, que es muy importante ya que es parte de la obra civil el buen colado de un piso, y sobre todo, el buen manejo de los materiales a utilizar para poder lograr un piso con terminaciones excelentes. Un piso que no se agriete, que no se levanten las juntas de construcción, que no se haga cenizo, que no se haga poroso, entre otros defectos que puede tener.

En el colado de pisos se utilizan diversas tecnologías y técnicas propias de los maestros albañiles, ya que, aunque sea el colado por medio de maquinaria láser, siempre debemos estar atentos a las dosificaciones del concreto, el esparcimiento y bombeo del mismo al colocarlo para asegurar una altura, calidad y linealidad en los pisos. Seguido a eso, entramos a la etapa de acabados, existen pisos pulidos, semi pulidos, hay algunos con tareas como enjarres, yesos, vitro-pisos, azulejos, pinturas, epóxicos, todo esto dependiendo del fin de la construcción para ver qué tipo de piso finalizado es el necesario para su operación.

Una vez que se tienen los pisos al 100% viene el detallado final de la construcción. Seguido a esto, se desarrolla también la construcción y obra civil de los periféricos, la cual incluye avenidas, accesos, los estacionamientos, banquetas, guarniciones, jardinería, recepción, casetas de vigilancia y todo el perímetro del proyecto de acuerdo a lo requerido y contratado.

En Meprosa Construcciones contamos con todo lo necesario para poder realizar el proyecto de cimentaciones desde su etapa inicial a la etapa final, la construcción de plataformas de terracerías bien definidas a través de una mecánica de suelos confiable con sondeos necesarios para poder abarcar toda la construcción nos viene a asegurar un éxito en las cimentaciones, ya que del buen trabajo de esas plataformas el resultado de tener una cimentación firme, segura, robusta y confiable, vamos asegurar que podamos soportar el proyecto a construirse sin problema alguno, ya sea una nave industrial , un edificio estructural , un centro de acopio, entre otros, y el resultado de obtener unos pisos de calidad sin fisuras, quebraduras, juntas firmes es por haber trabajado una buena plataforma de terracerías y cimentación.

Acérquese a nuestros expertos en obra civil, ellos le podrán recomendar lo necesario para obtener proyectos durables y con la calidad necesaria para sentirse confiado con su proyecto de construcción, y sobre todo, que su inversión haya valido la pena.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.