¿Por qué son ampliamente usados los muros Tilt-up para construir bodegas industriales?

 En bodegas, constructoras de bodegas industriales, proyectos de construcción

Construir bodegas es una de las mejores cosas que pueden hacer las empresas que desean crecer y expandir la gama de productos que ofrecen. Actualmente, son muchos los líderes de negocios que necesitan más espacio y que prefieren recurrir a la renta de almacenes que a la compra para reducir costos. Si bien el costo inicial es bajo, el alquiler representará un gran gasto a largo plazo, además no podrán disponer del sitio o modificarlo a su antojo.

Siempre será mejor tener una nave industrial propia. Requiere una inversión considerable, además de una investigación minuciosa de los distintos métodos de construcción que pueden aplicarse para aprovecharla lo más rápido posible. Existen varios, no obstante, son muchas las empresas que, actualmente, prefieren los llamados muros Tilt-up. Pero ¿por qué? Si desean conocer la respuesta, continúen con esta publicación.

¿En qué consisten los muros Tilt-up?

Conocido también como método Tilt-up, se trata de un sistema de construcción que utiliza muros delgados de concreto, fabricados in situ, es decir, en el sitio de la obra. Cada muro se divide en secciones, que los expertos llaman paneles. Los muros son de grandes dimensiones, por lo que son excelente opción para empresas que necesiten bodegas con alta capacidad de almacenamiento o deseen aprovechar al máximo el espacio vertical.

Uno de los fundamentos de la construcción Tilt-up es el colado, que se realiza de manera directa sobre una plataforma de trabajo o sobre la losa del piso de la estructura. Una vez que alcanzan su resistencia ideal, los proveedores los levantan con una grúa y los colocan sobre los cimientos. De esta manera, se forma la fachada de la bodega o nave industrial.

Con el paso de los años, se ha popularizado entre las empresas mexicanas y de los países en desarrollo, aunque se utiliza desde los años 50 en los EE.UU. Es un método reciente en nuestro país, que no deja de expandirse y usarse para construir almacenes por las razones que enlistamos a continuación.

Bajos costos de construcción

El sistema Tilt-up, si se recurre a mano calificada en obras civiles y comerciales y se utilizan maquinarias adecuadas, resulta mucho más asequible que los métodos convencionales. Proporciona un excelente producto en cuanto a construcción, operación e inversión, además presenta alta habilidad constructiva y requiere de poca mano de obra para su instalación, lo que conlleva grandes ahorros de dinero y evita que las empresas constructoras se salgan del límite presupuestario.

Despliegue y proceso rápido

Comúnmente, si se aplica el método Tilt-up para crear bodegas, el proceso constructivo puede disminuir hasta un 30% en comparación con un proyecto similar desarrollado con blocks o DensGlass. Cabe agregar que la productividad en serie y los sistemas de ingeniería permiten ahorros considerables de mano de obra y tiempo.

Excelente apariencia

Desde una perspectiva arquitectónica, los almacenes levantados con muros Tilt-up son más estéticos que las desarrolladas con mampostería o lámina. Esto se debe a su aspecto homogéneo y liso, además permiten la aplicación de pintura para que coincida con su imagen corporativa. Los proveedores también suelen personalizar los muros, por tal motivo, encontrarán una opción adecuada a sus necesidades y gustos. Cabe agregar que es una buena opción si desean tener visitas de clientes e impresionarlos para establecer vínculos comerciales y pagar rápidamente el dinero invertido en el almacén.

Alta versatilidad para expansiones futuras

Los paneles Tilt-up pueden modificarse de manera sencilla, ya sea para ampliar el almacén o acomodar nuevas aberturas. Con respecto a las columnas, suelen ser de acero, por tal motivo, pueden moverse fácilmente e, incluso, pueden mover los paneles por completo o dejar una cara de la bodega con láminas para remover de forma ágil y reemplazar con un muro de hormigón.

Excelente aislamiento térmico y acústico

Al utilizar este método, obtendrán buenas propiedades de aislamiento acústico, que es importante si desean evitar la distracción del personal o minimizar los altos ruidos de sus maquinarias y procesos. También conseguirán alta resistencia al fuego, especialmente a partir del perímetro. Los muros se refuerzan con acero y brindan una barrera especial para contrarrestar las fuerzas que pueden causar daños o incomodidad, como cambios súbitos de temperatura, incendios, ruidos de tráfico vial, entre otros. Esto los vuelve ideales para otros proyectos de construcción, como plantas de fabricación.

Durabilidad

El concreto es durable y la construcción es detallada, lo que disminuye los gastos de mantenimiento. Los muros presentan excelente comportamiento estructural, que los vuelve ideales ante impactos causados por los montacargas, sismos, cambios climáticos u otras fuerzas que pueden degradar fácilmente los muros de DensGlass o mampostería.

Alta calidad en comparación con el block

Los edificios de concreto lucen más bonitos que los que utilizan blocks, además son más baratos y resistentes ante cualquier imprevisto. El resultado de aplicar el método es un almacén garantizará óptimas condiciones para el resguardo de cualquier producto, ya sea perecedero o imperecedero.

Son más las razones por las que se popularizó este método entre las constructoras de bodegas industriales, pero con las mencionadas es suficiente para demostrar su excelencia. Si desean el respaldo de una empresa reconocida y con experiencia en la construcción Tilt-up, contacten a los expertos de Meprosa Construcciones a través de la línea (668) 166 1137.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.