¿Recurrir a la autoconstrucción o a Meprosa Construcciones para naves industriales?

 En naves industriales

Los proyectos de construcción necesitan planeaciones, cálculos precisos y supervisión adecuada para garantizar su resistencia, eficiencia, calidad y comodidad. Se aplica especialmente para las naves industriales. Sin importar si emprenderán un proyecto pequeño, mediano o grande, es necesario contar con los elementos necesarios para concretarlo y contar con proveedores especializados. En esta publicación les diremos las ventajas de fundar una nave industrial por cuenta propia y de solicitar ayuda de profesionales.

Ventajas de la autoconstrucción de naves

Si bien la construcción de naves industriales no es cosa sencilla, hacerlo por cuenta propia brinda varios beneficios donde los requerimientos individuales conforman la estructuración y diseño del edificio, lo que le confiere características únicas. Además, comparado con proyectos realizados por profesionales, los de autoconstrucción son más baratos y pequeños, por lo que puede hacerse cargo un grupo pequeño de especialistas que les respalden en cada fase del proyecto.

Al emprender un proyecto de autoconstrucción para tener una nave industrial propia, se obtienen los siguientes beneficios:

Posibilidad de realizar las modificaciones que deseen

Esta ventaja facilita el establecimiento de las prioridades del diseño. También permite explorar el manojo de posibilidades y crear naves industriales que satisfagan las necesidades para las que se construyeron.

Construcción por etapas

Si no poseen la suficiente liquidez para completar la nave en un periodo específico o no tienen el tiempo necesario para organizar un cronograma con base en los requisitos, la autoconstrucción permitirá crear la obra lentamente y por fases.

Selección de materiales y acabados

Una obra creada mediante autoconstrucción permite elegir tanto la calidad de materiales como tipos de acabados, lo que facilita la elección del estilo más conveniente para su gusto.

Valor de la obra

Además de los ahorros potenciales, los proyectos de autoconstrucción adquieren más valor de lo que cuesta concretarlos, debido a que son estructurados como diseños únicos que satisfacen necesidades específicas.

Control de costo

Autoconstruir una nave permitirá ser más conscientes de los costes durante el desarrollo del proyecto y, si se ejecuta adecuadamente, devolverá más valor añadido por la inversión.

Si bien ofrece muchos beneficios, sean conscientes de los errores que pueden cometer sin un buen guía de gestión de proyectos. Se recomienda esta opción si al menos tienen conocimientos sobre arquitectura e ingeniería de la construcción industrial y si se equipan de profesionales independientes, pero experimentados.

 Ventajas de la contratación de empresas constructoras

Tanto la autoconstrucción como los proyectos gestionados por empresas constructoras son nichos de mercado completamente distintos. Las constructoras se hacen cargo de grandes naves industriales, donde mínimos errores pueden ser fatales. Son la mejor opción si desean un polígono industrial o una cadena de naves. Requieren una inversión mucho más alta, pero los resultados suelen ser más seguros y satisfactorios que los de la autoconstrucción.

Hay varios beneficios de recurrir a empresas constructoras. Esto no solo se relaciona con el lugar donde se concretará la obra, también con la finalización final del proyecto. De hecho, es la mejor opción, pero solo si tienen el suficiente presupuesto:

Apoyo profesional

El hecho de inclinarse por una empresa constructora implica el apoyo profesional de una red extensa de profesionales de arquitectura e ingeniería industrial. Al contar con personal especializado, puede diseñarse el sitio para fines muy específicos y recibir ayuda para instalar los equipos necesarios y, de esta manera, iniciar rápido operaciones.

En los proyectos de autoconstrucción una persona es la que suele asumir el peso y puede respaldarse de algunas personas, no obstante, se necesitan más voces para concretar las obras más ambiciosas. Con una constructora recibirán ayuda de un equipo multidisciplinario, lo que confiere un aval en cada fase de la construcción.

Garantía

Contratar a una empresa constructora garantiza que el proyecto será concluido y desarrollado en los periodos previstos y sin sobrecostes, lo que se debe a la óptima logística que maneja y le permite gestionar eficientemente los imprevistos que puedan surgir. Además, en caso de que ocurra prontamente un problema estructural que comprometa la seguridad general, pueden responsabilizar a la empresa en vez de cargar con la responsabilidad y con todos los gastos en reparaciones o remodelaciones.

Experiencia B2B

Las empresas de construcción logran anticiparse a los requisitos del proyecto, ofreciendo soluciones adecuadas con altos niveles de compromiso hasta concluir el proceso.

Determinación profesional del presupuesto

A diferencia de los trabajos autoconstructivos, recurrir a expertos a constructoras industriales en México, asegura que los proyectos inicien considerando el presupuesto como base, que será respetado hasta culminar para evitar gastos innecesarios.

¿Por qué opción se inclinarán? Si lo hacen por autoconstrucción, pueden acercarse a Meprosa Construcciones. Nos dedicamos a la fabricación de estructuras metálicas, por lo que encontrarán los materiales para iniciar su proyecto por cuenta propia. Si prefieren la ayuda profesional, también podemos brindarles.

Tenemos amplia experiencia en edificaciones para albergar procesos industriales de manufactura, fábricas, almacenes, zonas de embarque, plantas de tratamiento, soluciones logísticas, cedis, entre otros. Soliciten una cotización o más información a través de nuestro teléfono (668) 166 1137 o llenen nuestro formulario.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.