Las bodegas son indispensables en las cadenas de suministro

 En bodegas, naves industriales, proyectos de construcción

Las bodegas son una parte vital de la cadena de suministro de un producto que debe ser propiedad de todas las empresas de fabricación. Dentro del edificio, hay varias etapas del proceso de producción. Algunas de ellas son la recolección de material, producción, distribución y manejo de materias primas y bienes para convertirse en un producto.

Como parte importante de la cadena de suministro, los almacenes continúan enfrentando desafíos como la creciente demanda del mercado y la necesidad de acortar el período de tiempo entre los pedidos de los clientes y la entrega de los productos finales con la optimización necesaria para satisfacer las demandas de los consumidores.

Por cadena de suministro, o cadena de distribución, nos referimos al proceso que tiene como objetivo transferir un determinado producto o servicio del proveedor al cliente. Es un proceso muy largo que involucra a varios actores dentro de él y se compone de muchas fases, entre las más críticas sin duda está la logística del almacén, es decir, el complejo de actividades, estratégicas y organizativas, que permiten gestionar mejor algunas de las fases. de esta cadena de suministro.

Los tipos de almacenes

En la cadena de suministro, existen varios tipos de almacenes en los que todos dependen de su papel en la cadena de suministro de la siguiente manera:

Cadena de suministro

Las bodegas se dividen en varias partes. Esto es necesario para almacenar materias primas, productos en proceso y productos terminados. Según su área geográfica, los almacenes se dividen en cobertizos nacionales para atender áreas en todo el territorio de un país, almacenes regionales para servir a todo el mundo o varios países y almacenes locales para dar servicio a ciertas zonas.

Tipo de producto

Los almacenes están disponibles en muchos tipos, como edificios para almacenar piezas de repuesto, ensamblaje de almacenes, alimentos, comestibles que se dañan fácilmente y los que almacenan mercancías peligrosas. Con base en su propiedad, existe un almacén autogestionado propiedad de una empresa de fabricación y una bodega gestionada por una logística de terceros.

Equipos empleados

En función de los equipos que se utilizan en él, existe un almacén que utiliza máquinas de operación automática y también hay uno que emplea energía manual en él. Aunque existen muchos tipos de almacenes, el objetivo principal es facilitar el movimiento de la cadena de suministro hasta el final que son los consumidores.

Las funciones de almacenaje en general como parte del sistema logístico de una empresa, funcionando para almacenar productos y brindar información relacionada con el estado y condición de los materiales y suministros acopiados en el almacén. A través de este procedimiento, la empresa siempre obtendrá la información más reciente de los productos que se entregarán a los consumidores.

Mientras que en el contexto de la cadena de suministro, los almacenes son útiles para lo siguiente:

  • Colocación del almacenamiento de inventario.
  • Centro de consolidación.
  • Centro de clasificación de productos.
  • Instalaciones de montaje de productos.
  • Ubicación de envío de mercancías.
  • Lugar de devolución de mercancías.

La importancia de un almacén como componente integral de la cadena de suministro hace que el contexto de la estrategia empresarial deba considerar la existencia e instalaciones en las bodegas. Por eso, esto es muy influyente en el desarrollo de la empresa en la producción de productos, optimización de procesos y en las operaciones logísticas.

A medida que la industria moderna continúa segmentada por especialidades bien definidas, se vuelve cada vez más importante para las empresas elegir instalaciones que se adapten bien a sus necesidades particulares. Siempre estarán los gigantes del comercio, pero la mayoría de las empresas funcionan dentro de límites relativamente específicos, por lo que su elección en el espacio operativo físico es esencial para la eficiencia y el éxito en general.

Instalaciones de fabricación

Las instalaciones de fabricación son lugares donde las empresas producen y ensamblan bienes. Aunque hay un puñado de factores comunes entre ellos entre los que se encuentran los muelles de carga para camiones y alturas libres; hay muchas variaciones disponibles. Esas diferencias giran principalmente en torno al tamaño del equipo y el tipo/cantidad de materiales utilizados durante todo el proceso de fabricación.

Industria pesada

Las instalaciones de fabricación pesada son aquellas que se ajustan a la imagen más tradicional de una gran planta con una gran superficie, maquinaria masiva y enormes cantidades de recursos necesarios para producir productos y materiales de alta resistencia. Asimismo, la energía eléctrica trifásica, el amplio espacio en el muelle para un flujo constante de camiones o trenes y una cantidad considerable de personalización son todos los pilares en los sitios de fabricación de la industria pesada.

Los usos comunes de los sitios de la industria pesada incluyen una variedad de refinerías, servicios públicos, empresas empacadoras de carne, productores de semiconductores y otras industrias clave. Dado el equipo especializado requerido para este tipo de fabricantes, el espacio de la industria pesada no es intercambiable rápidamente entre empresas y es por eso que esos proyectos deben ser llevados a cabo por profesionales en la gestión de proyectos de construcción.

Industria de la luz

Los sitios de fabricación de la industria ligera son mucho más flexibles y ágiles y requieren una personalización y una superficie significativamente menor. Por lo general, estas instalaciones ensamblan productos que se fabrican en otros lugares y están más abajo en la cadena de suministro.

Después del ensamblaje, muchos sitios de la industria ligera almacenan los productos hasta que están listos para ser enviados directamente a un proveedor o al cliente final en sistemas de logística optimizados. Dado que las instalaciones de la industria ligera se adaptan más fácilmente a una amplia gama de empresas y sectores, tienen una mayor disponibilidad de mercado que las instalaciones de la industria pesada.

Espacio de almacén

Los almacenes ocupan un papel aún más fundamental en la economía. Definido como un espacio planificado para el almacenamiento y manejo eficiente de bienes y materiales, el almacenamiento como concepto se ha convertido más en una confluencia entre los centros tradicionales de almacenamiento y distribución.

Si bien esas líneas continuarán encontrándose en el futuro y crearán un tipo de espacio de almacenamiento más homogéneo, las empresas aún tienen tres tipos principales disponibles para satisfacer sus necesidades específicas:

1. Centros de distribución

Las naves industriales de distribución funcionan como centros críticos en las redes logísticas. Su ubicación es de suma importancia, ya que les permite servir una región predeterminada de manera eficiente. A menudo funcionan como parte de una red general de instalaciones de distribución espaciadas uniformemente, coordinando entre sí.

El espacio debe permitir a las empresas atender de manera efectiva a su base de clientes y agregar eficiencia al proceso general a través de tecnologías automatizadas, suficiente espacio en el muelle y proximidad a autopistas, calles, ferrocarriles o aeropuertos si es necesario.

2. Almacenaje general

Es posible encontrar una buena cantidad de especialización en almacenes generales dependiendo de la naturaleza del negocio o industria. Los fabricantes de alimentos requieren instalaciones de almacenamiento general frías para refrigerar o congelar sus productos antes de la distribución.

Las empresas que almacenan material ambientalmente sensible como productos de limpieza, baterías de litio, productos farmacéuticos o cualquier cantidad de productos potencialmente peligrosos a menudo requieren equipo de seguridad específicos, protección o ambos, dependiendo de la naturaleza del inventario.

3. Espacio flexible

El espacio flexible está diseñado para proporcionar al operador la flexibilidad en su uso. Tal adaptabilidad puede ser un factor particularmente importante para las pequeñas y medianas empresas que necesitan espacio para oficinas y almacenes, pero no tienen el presupuesto o el personal para respaldar dos arrendamientos y propiedades independientes.

Dado que los espacios en sí tienden a ser deliberadamente simples en construcción y diseño para maximizar la utilidad, los puntos de precio también son más bajos en comparación con los pies cuadrados similares en otros tipos de espacios industriales.

Para demostrar la utilidad del espacio flexible, una empresa puede agregar o eliminar funciones para que el espacio se adhiera a sus necesidades específicas. Tal flexibilidad en el espacio crea eficiencias operativas y de costos al aprovechar los pies cuadrados para atender la mayoría de las aplicaciones posibles y, al mismo tiempo, solo requiere un único arrendamiento.

Desde una perspectiva de operaciones, tener a todos los empleados de la empresa dentro de las mismas instalaciones puede generar dividendos significativos en una mejor comunicación entre los departamentos y una mejor camaradería. Al igual que las instalaciones de fabricación y almacenamiento, el espacio flexible se puede clasificar en subconjuntos especializados que se adaptan a las necesidades e industrias particulares.

En Meprosa Construcciones llevamos más de 30 años trabajando en el sector llevando a cabo proyectos con la más alta calidad; por lo que nos hemos convertido en uno de los líderes en el país en la industria industrial y agroalimentaria. Con nosotros podrán tener las bodegas perfectas para optimizar las cadenas de suministro de su empresa. Para más información puede escribirnos a nuestro correo electrónico: ventas@meprosaconstrucciones.mx.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.