Naves industriales: Tipos de construcción según la actividad

Las naves industriales hacen parte de las edificaciones que se pueden realizar en áreas de preferencia altas de la urbe. Además,  la construcción puede tener como base tres diversas estructuras, conforme al uso para el cual van destinadas.

Hoy en día, dentro del sector de la construcción de tipo industrial, se puede notar el crecimiento de ciertas áreas de negocio, sobre todo, en el caso de ventas, mediante el internet. Esto ha provocado que distintos sectores empresariales requieran nuevas áreas industriales para la fabricación, distribución y almacenamiento de mercancía.

En este artículo, Meprosa explicará los aspectos clave que se deben analizar sobre este tipo de construcciones y dónde conseguir apoyo profesional competente.

Estructura de las naves industriales

El respectivo esqueleto que se usa para una nave industrial, que también se le conoce como “estructura de acero”, recibe este nombre debido a que está conformada por un conjunto de perfiles que están fabricados con este mismo tipo de material. Además, se caracteriza por establecer las diversas piezas que lo conforman, como en el caso de las columnas, zapatas o castillos, cubiertas, armaduras o largueros.

La estructura de acero, especialmente, para el caso de una nave industrial, es instalada en áreas dedicadas y de gran tamaño que, por lo general, se encuentran ubicadas en grandes parques o zonas industriales, conforme al tipo de complejo industrial al que pertenece un proyecto en específico.

Tipo de construcción, según la actividad económica

Las naves industriales igualmente pueden llegarse a clasificar, conforme al uso que se les puede dar:

Naves de almacenamiento y distribución

La nave de tipo industrial enfocada al almacenamiento y distribución, son ideales para guardar y dedicarse al envío de mercancía. En lo que respecta al comercio electrónico, viene siendo una de las alternativas con gran impacto en el mercado, siendo una de las más comunes en los últimos años.

Para este tipo de edificaciones, la ubicación es un aspecto clave a la hora de elegir una construcción de esta categoría para actividades relacionadas con envío y transporte de productos. Dado que, deben situarse cerca de grandes vías de comunicación y con fácil acceso a los aeropuertos. Por lo general, estas naves no destinan gran espacio a las oficinas y gran parte de la superficie se usa para el almacenamiento.

Naves de fabricación

Las naves de tipo industrial de fabricación requieren de una estructura y características específicas, conforme al tipo de actividad que se desee desarrollar en este tipo de espacios. Los edificios de fabricación que son pesados, por ejemplo, son aquellos que tienden a ser de gran tamaño y contener mucho espacio para los muelles de carga. Mientras que, hay edificaciones de montaje ligero que tienden a ser más pequeñas, son simples y fáciles de trasladar.

Para este tipo de naves, tampoco es requerido gran espacio en el caso de las oficinas, pero, la ubicación sí se mantiene como un factor clave a considerar; aunque no tanto, como en el caso del mercado de distribución y almacenamiento.

Naves flexibles

Las naves que son flexibles están fabricadas para responder a distintos propósitos y tienden a tener más metros cuadrados, que los que se consideran para el desarrollo de oficinas.

Un ejemplo de ello, es el centro de datos, muy común en este tiempo, pues, se trata de un espacio donde una empresa guarda el equipo o los aparatos que usa, para conservar la conectividad de la red y almacenar sus datos. Vienen siendo espacios que suelen ser grandes y que ameritan de sistemas especializados, en cuanto a seguridad, cableado y refrigeración.

Sin embargo, también se pueden encontrar naves frigoríficas, inmuebles de exposición, investigaciones, desarrollo, etc.

Usos y aplicaciones de las naves

Estas naves ofrecen una amplia variedad de aplicaciones y, es por eso que, se les considera una solución idónea, cuando se requiere construir espacios para negocios de diferentes sectores. Entre sus diversos propósitos, se pueden destacar algunos como son:

Almacenes agrícolas o talleres de producción

Son ideales por ser áreas de gran tamaño y tienden a ubicarse dentro de zonas industriales.

Mercados o exposiciones

Las naves de tipo industrial pueden ser el espacio ideal para organización de exposiciones o ferias, cuyo propósito es vender o dar a conocer algún producto en especial, sin una limitación de espacio de trabajo.

Instalación de oficinas

Este tipo de edificaciones funciona perfectamente como una oficina o salón de estudios, debido a que ofrece grandes áreas y son fáciles de instalar.

Expertos en construcción de naves industriales

Meprosa Construcciones puedes encontrar apoyo profesional para la fabricación de naves industriales. Nos caracterizamos por cumplir en tiempo y forma con todos y cada uno de los trabajos encomendados.

Si necesita más información sobre el uso, medidas y detalles de los materiales para construir este tipo de fabricación de estructuras metálicas o construcción de interés, puede contar con nosotros. Puede contactarnos a través del correo electrónico ventas@meprosaconstrucciones.mx o, mediante el número telefónico +52 (668) 1661137.

CONTACTO

Ultimas noticias